Moda Sostenible

El Manifiesto de la Responsabilidad en la Moda

La remodelación de la industria de la moda y el lujo está impulsada por modelos de negocios innovadores, que brindan una nueva dirección para los emprendedores que buscan una ventaja competitiva sostenible.

Autor

Francesca Romana Rinaldi

Hoy en día, varios modelos de negocio innovadores están remodelando la industria de la moda y el lujo. Esta lectura pretende inculcar algunas ideas sobre cómo actualizar los modelos de negocio tradicionales para lograr una ventaja competitiva y sostenible y crear un valor compartido para una amplia gama de partes interesadas: incluido el medio ambiente, la sociedad, los trabajadores, los consumidores, el arte, la cultura, el territorio, medios e instituciones.

El Manifiesto de la Responsabilidad con un decálogo de actividades podría considerarse una guía inicial para nuevos emprendedores que estén dispuestos a crear un nuevo emprendimiento o emprendedores experimentados que hayan decidido cambiar el rumbo de sus negocios.

Evolución del modelo de negocio

La industria de la moda y el lujo está cambiando a un ritmo vertiginoso. Algunos hechos pueden subyacer a este gran cambio:

  • Un gran número de empresas de moda están haciendo continuos esfuerzos para ser más sostenibles con el medio ambiente y la sociedad [1];
  • Los consumidores de LOHAS (Estilo de Vida de Salud y Sostenibilidad) están aumentando a nivel global [2];
  • La distribución omnicanal es el nuevo mantra. [3];
  • Las mejoras tecnológicas están ayudando a las empresas a optimizar sus procesos. [4].

Esta evolución del modelo de negocio está impulsada por tres factores importantes: sostenibilidad, digitalización y tecnología.

Definición del modelo de negocio: preparando el escenario

Simplemente, un modelo de negocio representa cómo una empresa está organizada y captura valor.

En “Seizing the White Space”, Johnson define el modelo de negocio como la arquitectura básica compuesta por cuatro elementos interdependientes, descritos en el siguiente “modelo de cuatro cajas”:

  • Propuesta de valor para el cliente, “una oferta que ayuda a los clientes de manera más efectiva, confiable, conveniente o asequible a resolver un problema importante (o satisfacer un trabajo por hacer) a un precio determinado”;
  • Fórmula de beneficio, “el plan económico que define cómo la empresa creará valor para sí misma y sus accionistas. Especifica los activos y la estructura de costos fijos, así como los márgenes y la velocidad necesarios para cubrirlos”.
  • Recursos clave, "las personas, la tecnología, los productos, las instalaciones, el equipo, la financiación y la marca únicos necesarios para entregar la propuesta de valor al cliente".
  • Procesos clave: el medio por el cual una empresa ofrece la propuesta de valor al cliente de forma sostenible, repetible, escalable y manejable” [5].

Para definir un modelo de negocio en la industria de la moda, necesitamos responder a las siguientes preguntas básicas:

¿Cuál es la propuesta de valor de lo que se ofrece al mercado?

¿Cuáles son los segmentos de clientes a los que se dirige la propuesta de valor?

¿Cuáles son los canales de distribución y comunicación para llegar a los clientes y ofrecerles la propuesta de valor?

¿Cómo está organizada la cadena de valor (el grado de integración vertical)? [6]

Modelos de negocio de moda innovadores

Los modelos de negocio de moda innovadores se basan en:

  • propuesta de valor que integra la ética con la estética;
  • distribución omnicanal y storytelling transmedia;
  • el uso cuidadoso de la tecnología para optimizar los procesos a lo largo de la cadena de valor.

Estas son algunas de las palabras clave que marcarán el camino en la innovación en la moda: reciclaje, upcycling, crowdsourcing, creación de prosumidores, código abierto, tecnologías-usables, fabricación distribuida, comercio electrónico, omnicanal, experiencia fluida, narración transmedia, gestión de contenidos, redes sociales, autenticidad, sostenibilidad, B-corporation, open-innovation y cradle-to-cradle, entre otros.

Los modelos de negocio de la moda innovadores están generando valor compartido

Crear valor compartido en la moda significa ser capaz de responder a las necesidades de muchos actores: el medio ambiente, la sociedad, las instituciones, el arte, la cultura, el territorio y los consumidores. Una empresa de moda responsable es una empresa que ya ha iniciado el largo y complejo camino de integrar la ética y la estética en la cadena de valor. [7].

Porter y Kramer, en su popular artículo Creando valor compartido [8], declaró:

“La solución radica en el principio de valor compartido, que implica crear valor económico de una manera que también cree valor para la sociedad al abordar sus necesidades y desafíos. Las empresas deben reconectar el éxito empresarial con el progreso social. El valor compartido es […] una nueva forma de lograr el éxito económico”.

La innovación se realiza gracias a modelos de negocio basados en la responsabilidad y la creación de valor compartido: el aumento de valor para los accionistas será entonces una consecuencia directa del aumento de valor para todas las partes interesadas. Si este es un mundo ideal, entonces en realidad muchas empresas piensan en la sostenibilidad y la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) como una mera herramienta de relaciones públicas destinada a fortalecer su reputación (lógica de costes).

Este sigue siendo el caso para muchas empresas: “La RSE se considera una herramienta de relaciones públicas, más que un proceso de creación de valor en sí mismo, cuyo objetivo es ayudar a las empresas manufactureras a lograr la sostenibilidad […] algunas empresas han afirmado que persiguen la RSE. , pero en realidad sólo han utilizado las contribuciones a objetivos sociales como mecanismo para llevar a cabo operaciones de maximización de beneficios. El beneficio es una parte integral y una forma tangible de evaluar el crecimiento de una empresa; sin embargo, no es el único objetivo. El viaje de la sostenibilidad desde la lógica de costos a la lógica de negocios es obligatorio para la creación de valor compartido y proporciona al menos dos elementos fundamentales: el diálogo con una multiplicidad de partes interesadas y las iniciativas de RSE conectadas al negocio principal”. [9].

Para obtener resultados a largo plazo, esperamos que una empresa tenga una estrategia de responsabilidad que sea coherente con su modelo de negocio y que integre la responsabilidad en su propuesta de valor.

Por qué invertir en responsabilidad: de herramienta de relaciones públicas a fuente de ventaja competitiva

Muchas empresas todavía utilizan la responsabilidad como una mera herramienta de relaciones públicas, pero podría representar mucho más: podría considerarse un motor de cambio, aumentando las posibilidades de supervivencia de las empresas a medio y largo plazo, y podría representar una fuente de ventaja competitiva [10].

Estas son algunas de las ventajas de invertir en responsabilidad:

  • Mejora de la gestión de riesgos. Adoptando una estrategia sensible a la dimensión socioambiental, es posible reducir las fuentes de riesgo: la revisión de los procesos internos previene y limita los posibles riesgos derivados de conductas poco responsables. Los beneficios se pueden observar en numerosos campos; por ejemplo: seguridad laboral, eliminación de residuos altamente contaminantes y el riesgo de posibles boicots.
  • Mayor capacidad de atracción de capital humano, mejora del clima empresarial y del desempeño de los empleados. La mayor capacidad para motivar, involucrar y retener el talento dentro de la propia empresa es otra contribución positiva. Con una cultura corporativa que fomenta cada vez más el diálogo y la transparencia, la comparación y la cooperación se vuelven fundamentales para la retención del personal actual. Estos elementos se reflejan positivamente en la capacidad de atraer y retener clientes como clientes fieles.
  • Aumento de la eficiencia y optimización de costes. Las políticas estructuradas de RSE, al obligar a reconsiderar los procesos internos, promueven mejoras en la eficiencia y la productividad. Es precisamente a través del proceso de mejora organizacional dentro de diversos roles que se pueden corregir ineficiencias significativas. Consideremos, por ejemplo, planes para reducir los residuos de producción o reutilizar materiales de embalaje.
  • Aumento de la capacidad de captación de recursos financieros. Una empresa, que se muestra transparente y comprometida socialmente, establece un clima de confianza en sus relaciones con las instituciones y los mercados financieros, facilitando la captación de recursos y el acceso al crédito. Además, los últimos años han demostrado que los analistas financieros aprecian cada vez más a aquellas empresas que se desempeñan bien incluso en el ámbito socioambiental.
  • Reforzando el valor de la marca. Al incorporar políticas socioambientales y conductas éticas, la empresa puede construir un legado de activos intangibles integrados por valores como confianza, seguridad y lealtad, que a su vez ayudan a fortalecer su relación con sus grupos de interés.

El Manifiesto de la Responsabilidad: Liderando el camino en la moda contemporánea

El siguiente manifiesto es un decálogo de actividades y podría considerarse una guía inicial para nuevos emprendedores que estén dispuestos a crear un nuevo emprendimiento o emprendedores experimentados que decidan cambiar el rumbo de sus negocios con el objetivo de crear valor compartido.

  1. Repensar los modelos de negocio tradicionales hacia otros innovadores: involucrar al consumidor con esquemas de devolución y fomentar el reciclaje. Cuando un cliente compra una prenda este no es el final.
  2. Evaluar cómo reducir, reciclar y reutilizar los recursos: la energía, las materias primas y el agua son escasos.
  3. Crear un equilibrio con las personas involucradas en la actividad económica: proveedores, empleados y consumidores. El respeto de los derechos humanos, incluido el equilibrio entre la vida personal y laboral, es imprescindible.
El Manifiesto de la Responsabilidad
People Tree utiliza habilidades artesanales tradicionales como tejer y tejer a mano y algodón orgánico a través del Comercio Justo para garantizar un salario digno, desarrollo de productos, capacitación y pagos por adelantado y pedidos regulares para apoyar a las comunidades económicamente marginadas y proteger el medio ambiente (www.peopletree.co. Reino Unido)
  • Plantear nuevos estándares en lugar de simplemente respetar los estándares definidos por las leyes: necesitamos más mejores prácticas que puedan inspirar a otras empresas.
  • Devolver al territorio lo que del territorio han tomado en términos de inspiración. Es cuestión de ser justos.
  • Repensar los modelos de negocio también en comunicación hacia un enfoque centrado en el cliente. Las marcas ya no son reyes: ¡los consumidores lo son! Esto puede llevar a pedir a los consumidores que completen la historia de los productos, que formen parte de la conversación.
  • Hacer una cadena de valor más transparente, involucrar a los clientes y hacerles conscientes de que sus decisiones cuentan mucho.
  • Diga más a menudo: “No compre esta chaqueta” o “Los consumidores deberían comprar menos, elegir bien y hacer que dure”. Hay un gran elefante en la sala: sabemos que la única solución está en manos de los consumidores, que podrían comprar menos y comprar mejor.
  • Utilice la tecnología para aumentar la transparencia e impulsar el cambio.
  • En definitiva: integrar la ética y la estética en la cadena de valor.

“Si pudiéramos cambiar nosotros mismos, las tendencias del mundo también cambiarían. Así como un hombre cambia su propia naturaleza, también cambia la actitud del mundo hacia él... No necesitamos esperar a ver lo que hacen los demás”.

Mahatma Gandhi tenía razón. El futuro es ahora.

El Manifiesto de la Responsabilidad
Para haikure trazabilidad significa llevar la historia de un producto, conocer y conocer sus orígenes, dar valor a todos los detalles (www.haikure.com)

Sobre el Autor:

Doctora, con más de 10 años de experiencia, Francesca Romana Rinaldi es una apasionada consultora ejecutiva de empresas de las industrias de la moda y el lujo, y ha adquirido experiencia práctica, especialmente en gestión de marcas, estrategias digitales, innovación de modelos de negocio y sostenibilidad.

Fuentes:

[1] www.theguardian.com/sustainable-business/sustainable-fashion-blog.

[2] www.nmisolutions.com.

[3] www.l2inc.cometro.

[4] Ábrete Sésamo en Technology Quarterly, volumen Q2 2008, The Economist, 7 de junio de 2008; AA.VV., La tercera revolución industrial, Informe especial en “Economist”, 21 de abril de 2012.

[5] Mark W.Johnson, “Aprovechando el espacio en blanco: innovación de modelos de negocio para el crecimiento y la renovación”, 2010, Harvard Business Press.

[6] Erica Corbellini, Stefania Saviolo, “Gestión de empresas de moda y lujo”, 2009, ETAS.

[7] Francesca Romana Rinaldi, Salvo Testa, “The Responsibile Fashion Company”, 2014, Greenleaf Publishing.

[8] Porter y Kramer, “Creación de valor compartido”, 2011, Harvard Business Review.

[9] Porter y Kramer, “Estrategia y sociedad: el vínculo entre ventaja competitiva y responsabilidad social corporativa”, 2006, Harvard Business Review.

[10] Francesca Romana Rinaldi, Salvo Testa, “The Responsibile Fashion Company”, 2014, Greenleaf Publishing.

es_ESES
Logo de FG Conscious Fashion - Creación Consciente Pionera en Moda

Compañía

© Copyright 2024. FG CONSCIOUS FASHION by FG Creative Media Ltd.